ENSEÑAR ESPAÑOL COMO LENGUA EXTRANJERA: RETOS Y DESAFÍOS

Uno de los retos más importantes a la hora de enseñar Español como Lengua Extranjera es tener la capacidad de tender puentes para lograr acortar la brecha cultural. En la mayoría de los casos, por no decir en todos, nos enfrentaremos a situaciones donde tensdremo que atender alumnos de nacionalidades tan diversas que probablemente tengamos que llenarnos de valentía y profesionalismo para abordar esa compleja responsabilidad.

Un comentario

La brecha cultural

Uno de los retos más importantes a la hora de enseñar Español como Lengua Extranjera es tener la capacidad de tender puentes para lograr acortar la brecha cultural. En la mayoría de los casos, por no decir en todos, nos enfrentaremos a situaciones donde tendremos que atender alumnos de nacionalidades tan diversas que probablemente tengamos que llenarnos de valentía y profesionalismo para abordar esa compleja responsabilidad.

La lectura y el aprendizaje constante es vital para asumir esta difícil tarea. El abordaje de situaciones pedagógicas donde están presentes aprendices de culturas distintas puede llevarnos a cometer muchos desaciertos o no dependiendo del grado de conocimiento que tengamos de esa cultura en particular.

El acercamiento al idioma del aprendiz es una buena forma de comenzar a establecer conexiones culturales. Ya es sabido que las lenguas son fuentes inagotables de recursos pedagógicos. Pero también es importante conocer un poco de la historia de su país, nación, localidad. Aprender un poco sobre su entorno, su gastronomía, su religión, entre otros elementos importantes.

Ser local o ser global

Otros de los aspectos que debemos ajustar es nuestra manera de abordar, experienciar, y usar el lenguaje. Debo ser claro en este aspecto para evitar malinterpretaciones, porque no se trata de abandonar la identidad que desde niños nos ha caracterizado.

Hay que recordar que el español es hablado en al menos 20 países como lengua oficial, lo que nos puede dar cuenta de lo complejo que puede significar tener una visión global de la situación.

Cuando estamos enseñando Español como Lengua Extranjera es nuestra responsabilidad hacerle saber al aprendiz las distintas formas en las que puede usarse una palabra o una expresión en distintos países. Lo más recomendable, en todo caso, es acercarse a un lenguaje estándar que pueda ser comprendido fácilmente por la persona que está aprendiendo el español.

Sin embargo, como estrategia pedagógica se pueden incorporar actividades de comparación donde se le enseñe al alumno las diferentes palabras que se usan para designar un objeto o fenómeno particular en distintos países de habla hispana.

Recientemente una amiga que estudia español me planteó que se enfrentó a un dilema bien complejo con la palabra pajilla. Es una palabra que pudiera parecer sencilla, sin embargo su complejidad radica en que cada país tiene su forma de designar a este objeto tan peculiar, a saber: absorbente (Cuba);    bombilla (Chile, Bolivia, (en Argentina bombilla es para el Mate); sorbete (Ecuador, Perú, (Argentina, siendo este un modismo adquirido en años recientes); pajita sorbito (Uruguay, Chile, Paraguay, Bolivia, Argentina y España); sorbete o calimete (República Dominicana); cañita (Perú, Canarias); carrizo (Panamá); pitillo (Colombia, Venezuela); popote (México, del náhuatl popotl = ‘paja’); sorbeto (Puerto Rico); sorbito (Uruguay); pipeta (Guinea Ecuatorial).

Adaptarse al contexto

No todos los escenarios donde ocurre el aprendizaje son iguales o tienen la misma naturaleza. Sin embargo, hoy en día lo más común es encontrarse con escenarios presenciales de aprendizaje y espacios virtuales de aprendizaje. Cada uno de estos entornos tienes sus ventajas y sus desventajas.

El salón de clases tradicional conserva las bondades de la escuela; desde hace siglos, viene siendo el espacio de aprendizaje por excelencia. Permite un contacto más directo con el alumno y los recursos de aprendizaje pueden estar orientados hacia el entorno. Se pueden generar estrategias de aprendizaje colaborativo y el constructivismo social es un opción a considerar para desarrollar las habilidades comunicativas en los alumnos.

Sin embargo, cada día, con más frecuencia podremos encontrar alumnos que bien sea por un asunto de horario o de ubicación geográfica no puede asistir a una clase presencial. Es allí cuando las clases virtuales toman una relevancia capital, permitiendo al alumno acercarse al idioma desde un espacio-tiempo distinto.

¿Qué necesita el alumno?

Es importante siempre preguntarse cuáles son las necesidades reales del alumno a la hora de querer aprender Español como Lengua Extranjera. Todo va a depender de las inquietudes que tenga cada estudiante, porque en definitiva, es distinto alguien que quiera aprender español solo porque va de viaje a un país de habla hispana, a otra persona que necesita aprender el idioma para resolver asuntos de negocio, por mencionar solo un ejemplo.

El docente debe entonces perfilar sus estrategias para atender las inquietudes de sus alumnos; de allí que se plantea el dilema de si enseñar lo que creo que debes aprender versus enseñar lo que el alumno demanda aprender.

En muchos casos este dilema no es sencillo de resolver en tanto el docente está en la obligación de orientar al alumno sobre aspectos relacionados con la certificación del idioma a nivel internacional.

Por lo tanto, el docente en su rol mediador, debe conectar el método de enseñanza con los requerimientos propios del aprendiz, tratando en lo posible de usar el enfoque accional que permite relacionar los conocimientos nuevos con las experiencias cotidianas del individuo.

Pedagogía ante todo

Por último y no menos importante es tener en cuenta que existen principios pedagógicos que no se pueden desatender en cuanto a la enseñanza de la lengua española.

A pesar de que el Español es la segunda lengua más hablada del planeta y que existe una tradición muy arraigada que proviene del renacimiento, con obras magníficas como El Quijote, es importante mencionar que el Español es un idioma con cierto grado de complejidad que pudiera desmotivar rápidamente al estudiante.

Nunca se debe usar el conocimiento como forma de coacción y de poder. He visto con preocupación cómo hay profesores de español que pierden la capacidad de empatía y pierden total conexión con el nivel de conocimiento del alumno; incluso hay algunos que ven como una minusvalía el hecho de que el alumno no hable el Español a la perfección, o que no lleve un ritmo acelerado en el aprendizaje.

El docente debe ser el primero en pronunciar correctamente las palabras, por un lado, y por el otro debe aprender a manejar la velocidad al hablar. Es imposible que un alumno pueda entender a un profesor que se empeña en hablar rápido para sorprender o coaccionar al estudiante. El docente debe hablar a una velocidad adecuada.

Los pequeños avances en el estudiante deben ser reconocidos por el docente y éste debe reforzar positivamente los logros por más insignificantes que parezcan. La perfección en la pronunciación no existe, y hablar como un nativo toma muchos años de práctica. De allí que es importante mantener la motivación en alto a través del buen manejo de los refuerzos positivos.

Usar todas las herramientas que se tengan a la mano es parte del buen desempeño de un docente; no es necesario un equipo de alta tecnología  ni costosos recursos, y si los hubiere, es importante saber manejarlos para poder generar un aprendizaje exitoso.

Por último puedo decir que es de vital importancia escuchar las sugerencias de los alumnos. Siempre encontraremos elementos nuevos, recursos, ideas, actividades que provienen de los estudiantes. Un buen docente es ante todo un excelente aprendiz.

Singular: 1 comentario en “ENSEÑAR ESPAÑOL COMO LENGUA EXTRANJERA: RETOS Y DESAFÍOS”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s